CAPÍTULO VI. EL HORROR DEL BARRIO CHINO. (SUPERADO)

Ir abajo

CAPÍTULO VI. EL HORROR DEL BARRIO CHINO. (SUPERADO)

Mensaje  Lord Byron el Lun Dic 19, 2011 5:07 pm

Lo primero que hicieron los investigadores al llegar a Londres fue reunirse con su patrón, Mycroft Holmes, que visiblemente desequilibrado, los llevó hasta un sótano en donde se encontraba el cadáver del Barón Hauptman y allí intentó matarlos, para su sorpresa. Pudieron hacerse con la situación, pero Mycroft consiguió huir. Al parecer, alguno de los investigadores sospecha que en realidad el barón se ha apoderado del cuerpo de Mycroft mediante artes oscuras...

Con su cordura a punto de consumirse, los investigadores siguen la pista de los Andes que les indicaba una dirección londinense y un nombre en chino, Lang Fú, que ya había aparecido anteriormente en los diarios de Hauptman como uno de los fundadores de la Hermandad de la Bestia. Cuando llegaron al lugar en cuestión, descubrieron que se trataba de unos almacenes y decidieron vigilar el local por si aparecía alguien sospechoso; y así fue: no tardaron mucho en aparecer dos chinos de aspecto extraño y andares aún más inquietantes; recogieron unas cajas de los almacenes y se fueron. Los investigadores lograron seguirles sin llamar la atención hasta lo que parecía ser un templo budista (aunque algunos de los elementos decorativos del templo no tenían nada que ver con el budismo, y ni siquiera los más cultos de los investigadores consiguieron averiguar la naturaleza de tales símbolos...), y como no podía ser menos, se enzarzaron en una batalla con los monjes del templo... que para sorpresa de los investigadores, habían sufrido horribles mutaciones hasta parecerse más a una especie de monstruoso pez que a seres humanos. Una vez eliminado el problema de los monjes, los investigadores descubrieron unos pasillos subterráneos bajo el templo, y se adentraron en ellos: allí encontraron una habitación con todo lo necesario para fabricar barritas de incienso con el Texanio que previamente habían recogido de los almacenes. Además, descubrieron una lista de ciudades de todo el mundo, todas ellas tachadas en la lista menos la de Nuevo México; había también una caja de incienso lista para ser enviada, junto con una nota en español en la que estaba escrito el conjuro para llamar a los Dholes, y se indicaba cómo debía recitarse en grupo el Día de Rhon Pakú; al parecer, la caja iba a ser enviada a un templo de Rhon Pakú, una nueva especie de religión sincrética y extravagante, de ideología pacifista y a favor de la "armonía universal". Pero esto no fue lo único que se encontraron en los subterráneos del templo: adentrándose todavía más en ellos comprobaron que estos pasadizos llevaban hasta el exterior, hasta el nausebaundo Támesis... del que emergieron unos seres terroríficos, horribles peces antropomorfos que casi se llevan a Stephan Colt hasta las profundidades del río. Aparte de todo esto, había una nota en las vestimentas de uno de los monjes con una dirección y una hora.

Al día siguiente, los investigadores fueron a donde indicaba la nota encontrada; se trataba de una playa en la que Lang Fú y los suyos intentaron realizar algún tipo de ritual siniestro que los investigadores consiguieron frustrar rápida y eficientemente...

Los investigadores se esconden de la Hermandad de la Bestia, de la policía y de la banda de Joe el Gordo en el ático de David Cryford, planeando su siguiente movimiento para salvar a la Humanidad y sembrar el pánico en Londres, simultáneamente.

Y así acabó la sesión del último día.

Os dejo un recorte de periódico que Otto Flick o David Cryford pueden conseguir (asumo que el resto está escondido en el ático y sólo sale a la calle en caso de necesidad extrema -si no es así, hacédmelo saber):

MATANZA EN EL BARRIO CHINO: EL LOCO DE LA ESCOPETA GOLPEA DE NUEVO

"Hoy nos hemos despertado con la terrible noticia de una matanza en un templo budista: cinco monjes han sido asesinados a balazos sin motivo aparente. Aunque la creciente inmigración está comenzando a preocupar a algunos sectores reaccionarios, el principal sospechoso es el hombre más buscado por Scotland Yard en estos momentos: el criminal conocido como "El Loco de la Escopeta", tal y como ha sido bautizado por la aterrorizada población londinense. El modus operandi encaja perfectamente con los procedimientos habituales de este homicida, que hace apenas dos días asesinó en plena calle a un pobre estibador del puerto.
Así pues, desde este periódico le recomendamos, señor, que ande con cuidado, sobre todo por la noche, y no deje que sus hijos o su mujer vayan por malas zonas. Se dice que podría ser un hombre con la siguiente descripción: [aquí viene una descripción que se ajusta escalofriantemente bien al aspecto físico de Brian Colt]..."


avatar
Lord Byron

Mensajes : 131
Fecha de inscripción : 15/04/2010
Localización : La lejana Kadath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.